Un cielo para cada mar

MaLeV

Se cree que afuera hay inteligencia porque acá solo impera la ignorancia.

Cuando hay un acto execrable como un crimen, como un delito, todos hablan del autor, pero nadie entra a analizar de donde procede la idea del criminal. Hay una falla quizá genética, quizá educativa, quizá la misma sociedad se alterna y es cómplice por haber hecho de la historia un libro abierto a la violencia. Por eso no hay que asombrarse el atrevimiento que tiene el delito, su cinismo para actuar, su fuerza locuaz y su paradójica insolencia. Ya la justicia ha perdido su elección, ya parece que el armazón social protegiera al delincuente, o le hace un juicio débil o le increpa a arrepentirse en la Ley moral que dice que todo se perdona. quien pensará este sitio es el castigo o mejor es el infierno que nos correspondió y tenemos que penar hasta ser liberados, por eso hay hambre, por eso hay dolor, y hay sobre todo deseo y el pensamiento que nos trata como un secuaz verdugo hasta que por último terminamos deseando quedarnos con la certidumbre que no hay mejor lugar que este para vivir.

 

Anuncios

Corazón anudado

MaLejA

Olvidar es un deber humano.

Ser bueno no es un negocio y aunque te llenen de valores en casa sales a la calle y ter contagias de la violencia que allá se ejerce: la vida es una competencia desleal.

Una mujer no puede contra el mundo a no ser que tenga a sus hijos a favor, pero la mayoría de veces ellos no están de su lado ¿Por qué ? Simplemente muerden la mano que les da de comer.

¿Y entonces?

No hay en este mundo nadie conforme.

Porque si hubiera gente conforme hubiera gente también feliz.

Unos y otros siempre andan buscando algo o a alguien.

Y el amor requiere ya un corazón anudado, que ya solo quiera por un interés.

¿Qué te paso a ti?

– Me maltrataron

¿Y a ti?

– Me mintieron

¿Y qué te pasa a ti?

– Nadie me desea ya…

Y esperando se hace tarde y así todo se acaba.

 

Espérame en enero

Alexis M.

Me acerco a ella y le digo que no la he podido olvidar y ella solo dice:

– Te conozco?

Vaya! esa técnica tampoco funcionó.

En cambio el César es un digno don Juan.

Mira a una hija de Eva haciendo pucheros al novio, va le tiende una emboscada y la abraza ante la mirada tórrida de su galán, mientras la chica trata de escapar no tanto de la situación embarazosa (en el buen sentido) sino del golpe de ala que se trae el César.

Tan pronto llegamos a la casa el César me pide la máquina de escribir y una hoja de papel, escribe una carta para que el gobierno legalice plenamente el saludo con un beso en la boca. ¡Eso es ironía”

Ahora el César anda detrás de una Abogada mostrando la copia del recibido de la carta y defendiendo su causa, la Doctora que sin ser de sanidad ni de seguridad ambiental le dice con razón:

– Pero usted se imagina cuánta suciedad hay en la boca

Pobre César lo dejan con el semblante de un pato sin lago. Mirando a parejas en los aeropuertos y en los terminales despedirse de beso.

– Espérame en enero vuelvo – me dice

Y cuando vuelve trae la idea de un gel para antes de besar que es colbón revuelto con maícena con el riesgo de que se le pegue a uno cualquier infección en lugar de la única enfermedad que hace que el beso exista: el amor.

 

999

Alexis M.

César viene y me presenta a su novia, tiene facha de pertenecer a los Testigos de Jehová, como sea el César tiene que abrirle la puerta del auto, y obedecer su ordenes si por la noche quiere que ella le trate bien en la cama. Yo se que usted amable lector o lectora le andará buscando un significado sexual al título de este relato. No pierda su tiempo, no es nada gay ni tampoco tan heterosexual, yo no tengo novia ahora porque quise darle un sentido distinto a mi vida sin imitar al resto. César en cambio anda motivado y dice que por fin se le da la cosa. Aunque yo no estaba tan equivocado la novia le salió adepta a la iglesia del final de los tiempos y allí anda el pobre César tratando de hacer sacrificios para salvar su alma.

– Por cierto César ¿A qué hora es que se acaba el mundo?

– Pues cuando suenen las trompetas

– Será que si acaso estoy dormido me despiertas?

– Si claro…

Y como al César las novias le vienen durando lo que un tornado en Alabama, luego lo veo con otra que le tiene prometido la salvación eterna, solo que hay que voltear la arepa y confiar.

– Entonces el 666 no es un número fatal o qué?

– No lo es porque mientras de tu lado es 666 de mi lado miro y veo el 999

– Lo apostaré a la lotería entonces…

No cae en la lotería de ese día sino de otro día.

Todos los vivientes

El Tapita

Un día busque la vida.

– Vaya a una sala de maternidad – dijo alguien…

Le pregunte a la madre gestante que no dio razón.

– Si hubiese sabido que sería así – dijo – no lo haría de nuevo –

Sin embargo supe luego que la señora tuvo tres hijos más.

Hallé al asesino le pregunté sobre en dónde residía la vida:

– No lo sé – dijo – yo apunto siempre al corazón –

“Vaya, todos se dicen vivos y ninguno entiende esto”

Solo un Enterrador allá en un cementerio dio con algo:

– La vida es pasado – dijo

Uno solo viene naciendo una vez y el resto es un morir lento.

El poeta y la ciudad

El Tapita

(Basado en un relato de gonzaloarango)

Por unas pocas monedas un bus me deja en la incivilidad.

Te vine a encontrar acá para darte los besos clandestinos que cubrí con mi mentira.

– Perdóname; aprendí a mentir antes que a caminar – miento nuevamente.

Quizá por eso escribo, solo para comprobar si sigo siendo capaz de inventar.

Como sea elogio tu vestido y tus blancos zapatos pero en el fondo te quiero ver desnuda.

– Lo sé – dices como si me hubieras leído la mente  y en medio de un arbusto te quitas todo.

Todo! menos tus lunares que descifran en ti una raza felina.

Hace frío y mi abrigo nos sirve de colchón para el amor furtivo y frugal. Te anudo el sexo con un sexo oral húmedo, dispuesto al sacrificio, tus ojos no se ponen blancos, ni tiemblas, ni convulsionas como las del cine pornográfico. Tu solos llevas el ritmo y acabas como una chica normal.

Luego viene la autoridad ha recoger las pruebas del delito.

Con luz ultravioleta descifran fluidos.

Con linternas ven nuestras pieles curtidas del sarpullido erótico elemental.

¿Cómo sabrán tanto los peritos?

Luego de ser eximidos del delito del amor bajamos corriendo, gritando que el amor no debe ser delito…  La amargura corroe mis entrañas cuando creo que me he aburrido de ti… a lo mejor es cierto lo que dicen: “en la variedad esta el placer”

– ¿Qué tienen esas otras que yo no tenga? – preguntas sin embargo.

Yo no sé qué responder solo doy media vuelta y observo la ciudad, y digo:

– No es por otra que te cambio, es por un poema

Ella se va a buscar a un amor que abandono por mí.

Ella no lee.

No escribe

No decide

Solo es presencia

como esta ciudad.

Brujas

Charlie

– Confieso Padre que he pecado

– Dime tus pecados hijo

– Primero que todo no soy creyente y solo entre aquí porque me viene siguiendo para matarme…

Al Emperador César una tipa se la sentencio, primero se le apareció en un sueño y luego en la calle cuando iba todo vestido de negro le arrojaron desde un auto sal…

Un día se le atravesó una espina de pescado, otro día el seguro del arma que portaba se enreda y se le dispara el arma, otro día se le cae un espejo y al doblar la esquina se le atraviesa un gato negro.

La Maga Cristal le hace un conjuro de contra pero le dice que eso es progresivo y por lo tanto va a tener que caminar por la sombra mientras surte efecto.

Pasaron meses hasta cuando íbamos por la calle y el César se lanza a correr atrás de una aparición es una señora de flecos y una mascada en la cabeza: ¡la bruja!.

– La ves? – me dice pálido

– La veo – le digo

Le pasa por un lado y la queda mirando mientras le indica un talismán, la señora se sonríe y luego hace una mueca de desilusión y dice:

– El amor es una maldición de la que nada escapa ni para la que hay una contra…

El César se queda estático, comprende que quizá no está embrujado quizá solo está enamorado y para eso no hay contra que valga.