Directo a la lona

XervanteX

Que extraño es el suelo, más allá de el no pasarás vivo. Pero en definitiva vas a ir a parar a el cuando tomas una mala decisión, por ejemplo pelear sin haber iniciado nada. Uno se amarga la vida pensando en que todas las recibirá de pie, y cuando cae al piso le siguen pegando ¿Cómo va eso?. Uno es el faquir de la vida, el que soporta los dolores de la mente que los va colocando en medio del cuerpo, y luego debe soportar además que el orgullo de los demás también pegue, como si alguien pudiera a la fuerza defender la razón, siendo que todo es relativo, y en la mente se cocinan los peores crímenes y las más triviales obsesiones, te interrogan y te ahogan con sus sacos de lana y agua a chorros, y te quieren torturar con el pasado, ventilan tus debilidades y te recuerdan que una bala no vale nada, aunque si lo piensas tu vida tampoco, porque de aquí a cien años ni el recuerdo prosperará.

 

Anuncios

Contra toda lógica

Por XervanteX

Un humano no es el centro de la creación. Es lo más diminuto, lo más sencillo, lo más pequeño, lo que no vemos pero persiste en esta allí. Y sin embargo somos orgullosos de que parecemos la gran cosa. el universo solo es la demostración de que aún hay más. y por lo tanto debemos pensar que estamos para dudar y no para estar orgullosos de haber descubierto alguna verdad. Es insensato tratar de gobernar con la razón sobre otros. hay que apelar a los motivos más nobles, respetar el criterio ajeno, postular ideas sin la evidente tendencia a pretender los demás sean como uno. Esperar la evolución en su extensión, y permitir que los demás defiendan sus razones, y sus decisiones, no es manía sino la consabida pretensión de que el mundo es un taller o un laboratorio en donde todo esta por hacerse.

Revolución debajo de un árbol

Por XervanteX

El petroleo viene siendo extraído de las entrañas de la tierra, fruto de años y de seres muertos, lo filtran, lo convierten en el combustible de los autos que lo queman y emiten gases tóxicos que envenenan el aire de las personas y demás seres vivos. Pero ¿quién osa convencer de esto a alguien?. Si a la mayoría de gente le gusta andar en carro o en moto e ir por allí envenenado el aire suyo y ajeno. Y vamos por allí pisando por encima de las tuberías que llevan la porquería propia y ajena, tuberías que llevan sangre, fetos, menstruación, semen y drogas… ¿Quién hará del mundo un lugar mejor?. Un árbol lo podrá lograr, o un Senador o un Soñador. Un silencio, un alboroto, un orgulloso, un traidor. Yo me quede dormido el otro día bajo un árbol planeando a revolución en favor de la vida en medio de tanta muerte. Hay tantas cosas simples dispuestas para asegurar la felicidad de tantas personas. No necesitaríamos tantas Leyes para vivir si de hecho nos lleváramos bien con la naturaleza.

Menos iglesias, más bibliotecas

Por XervanteX

Humanidad = plastilina. Masificar, mentir, explotar. Uno trabaja para la verdad de otros, para su gusto y beneficio. Para qué trae a los hijos al mundo = para sufrir. Y a beneficio de quién = del tendero. Dios no puede ser verdad, lo que es verdad es está naturaleza que te rescata o te mata, pero siempre te devuelve a tu lugar. Y es tan dramático entenderlo. Y nos esforzamos por contaminar, sin saber qué hacer con el envoltorio plástico, y tanta gente sin saber qué hacer carcomida por la ansiedad de verse importante. Pónganse aunque sea a leer. Transitamos por encimas de las cañerías putrefactas, por encima de los desechos de los demás, y vivimos en medio de las cenizas de los muertos que se hacen tierra, paradójico. No más templos a la historia violenta y sangrienta, no más matanza de animales, mejor más bibliotecas, la rebelión comienza cuando comprendes que tienes el tiempo contado. No hay mañana.

Un adiós con cara de bienvenida

Hernán D “no futuro”

Valga este pretexto para que la vida me sonría, para recordar las olas de mi vida, estupenda terapia, extraño eso de tener si quiera un tiempo para detenerme a escribir algo, ahora tengo a una mujer y a su hijo, ahora me dedico a capturar momentos de felicidad con un atrapa mariposas, son ratos en que puedo recordar de nuevo y mostrar una cara que le guste a los demás; que por lo menos digan que parezco vivo y lleno de expectativas, poco extraño mi pasado, tampoco ansío tanto el futuro, soy yo aquí en frente de esta pantalla dispuesto a escribir mi vida, que se sucede a cada minuto. Quedo en inmensidad agradecido con los que hicieron posible compartir estos textos, hoy le digo hasta luego, doy gracias a Víctor, Carlos, Yania, Emilio, Alejandra, Aleyda por crear este mundo a parte en donde uno puede descargar esa dosis nefasta de realidad que se le empoza a veces en el alma. Gracia, gracias, mil gracias!.

Más allá del suelo no pasaré

Hernán D “no futuro”

Mil hojas se desprenden del árbol de la vida, caen al agua y siguen su rumbo, a veces hay una cascada, a veces el agua es calma. Es el pensamiento que tuve cuando a pocos metros por donde pasaba hubo una explosión, no me puse de curioso, tampoco quise ser héroe, solo huí para luego saber que fue un atentado terrorista. No entiendo esta forma de proceder, de querer matar o herir al prójimo. yo no tengo que ver con esa guerra, solo estoy de paso, mis pensamientos no son radicales, solo amo escribir una que otra idea respetando la oportunidad. Amando a la misma mujer siempre, deseando beber un poco de agua, queriendo que todos a mi alrededor sean felices, hasta de pronto coincidiendo en que el tiempo sirva para cambiar todo de algún modo mágico, y no sea necesaria ninguna revolución. Como sea que se haga más allá del suelo no pasaré.

La mire irse

Hernán D “no futuro”

Para la Geisha.

Y justo cuando yo salía la miré que se iba. A uno le tocan a veces escenas que no olvida fácil. Ella yacía triste mirando en mi dirección. Yo no le conocía, si apenas cuando pasaba nos mirábamos, hasta alguna vez me regalo una sonrisa. Se diría que la amaba en silencio y era la musa para mis nocturnas fantasías, pero ella era demasiado bella, yo era un tipo aburrido y feo. Pero ese día coincidimos yo en salir y ella en alistarse para su viaje. Fue como si el universo conspirara para ese momento. Tampoco iba a yo a enfrentarla, a decirle cuánto me alegraba su presencia, ni lo que era capaz de hacer por ella, ni tantas cosas, y era por esa mentalidad de filósofo que me atormentaba y entendía que si le confesaba mi amor quizá ella me correspondería, y luego no soportaría no poder obedecer sus caprichos y sabiendo que todo acaba, tampoco verla irse con su tiempo, eso me mataría, lo mejor era que se fuera en ese momento y se llevará la última imagen, al fin y al cabo en dos meses esperaba verla de nuevo y aproximarme como un amigo y decirle que en el silencio de mis días la extrañe, que “oso” haría cuando ella se muestre indiferente y diga “acaso ¿te conozco?”, y yo no conteniendo más el sentimiento le diría – por supuesto, yo soy el amor de tu vida -. Estoy llorando para adentro. sin embargo la esperaré toda mi vida si es posible.