Uno es el testimonio del azar

Alexis Mendoza

Un suspiro y el miedo se me quita.

La Profesora explica como es que se produce una eyaculación y cuál es la cantidad una cucharada se me hace poco y mucho, más cuando saco mi cucharadita de té y comienzo a calcular la cifra… el escándalo estalla cuando a una compañera de a lado le indico a dónde es que dan los veinte centímetros que dice la Profesora le puede crecer el miembro a un hombre adulto… En la Dirección se me acusa de ataques a la moral e insinuaciones morbosas, términos que desafían mi vocabulario. Sin embargo mientras llega mi mamá debato con el Señor Director y la Orientadora sobre la presunción que tengo de que uno viene siendo una balota y que por azar es que se ha metido en tamaño problema, una cucharadita de semen y un óvulo no me justifican, además es símbolo de lo complejo del proceso que habría que disparar tantos espermatozoides para un solo objetivo y esperar coincidan distancias y tiempos… Como mi mamá no llego en primera instancia porque ella no tiene tiempo para mis pataletas y en segunda instancia porque ella misma no da razón sobre cuál fue el azar que me trajo hasta aquí, el Director vuelve a ponerme en matricula condicional y la Orientadora me alarga un libro que da fe de que pensar en sexo es malo y lo mejor es hablar de amor… Me arriesgo a volver a el salón y a callar lo que sé y decir por aparte que el Director no tiene los huevos para echarme del Colegio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s