Los años color rosa

Charlie

Se camina por las nubes pensando todo será diferente de aquí en adelante.

Me había casado por amor, pero más porque ella estaba en embarazo. El miedo a que Dios nos castigase por traer sin su bendición a una criatura al mundo. Me ví un domingo en chanclas y con una cara de pastel, en una luna de miel de buenas palabras y costumbres, en la plena fantasía de tener lo que otros no, y critique lo que me estaba perdiendo por andar como un vago y alcohólico poeta. Lo que no calculé era que después de cuatro años estaría ansiando volver a ser el poeta y el vago alcohólico. El peso de la responsabilidad me vencía. Un día desperté y ví el rostro de mi esposa al frente y la desconocí… fuí buscar mis libros y a mis amigos y floreció en mí un sentido revolucionario, el mundo no podía esperar a que yo despierte… y como Mahoma abandoné el lecho, con la premisa de que uno no le pertenece a nadie y que un anillo en un dedo no quiere decir cosa diferente que una corbata en el cuello: esclavitud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s