La chica fiesta y la demolición del todo

El Tapita

Me apresto a salir, una doncella danzante me frena, me intercepta, me cierra el paso, su belleza aturde mi fuerza… Las damas son más fieras que las armas…cuántos nacimientos y cuántas muertes por las damas… por las armas también. Aspiro a encontrar otra salida, pero hay parejas que se acuestan y no se levantan, parecen serpientes enredándose cada vez más la vida. Estas doncellas son geniales, ríen, hablan tonterías, se ofenden, agreden, pero cuando se trata de amor guardan silencio y no pueden declararse porque o son inseguras o inestables ¿sabes la diferencia? – no; yo tampoco – Peor cuando le intentas hablar a una de esas doncellas sobre filosofía, sobre la astucia de los libros al decir todo y abrirse en el mejor de los sentidos, ellas quizá te digan que es mejor su vagina abierta como pétalos de rosa… pero nunca aceptarán ser menos, ni pedirán disculpas, ni reconocerán su equivocada decisión… La chica sigue bailando y bebiendo eligiendo el macho que le hará latir el corazón y confundir su juicio, no seré yo… uno tiene su don para irse, para huir, para levantar una insurrección, uno es capaz hasta de hacer rebotar una tubería y que todo se inunde y se vaya a la mierda su fiesta sin sentido, uno es capaz de hacer temblar el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s