Mes: febrero 2018

El reloj corre yo no 2

El Tapita

El Abogado es un pelón que pervierte la Ley y escribe en máquina de escribir con dos dedos, escribe una línea y se muerde los cueros que tiene levantados de los dedos, su oficina es un desorden, nos hace esperar en un mueble que parece no soportar nuestro peso. En eso llega una despampanante rubia con hálitos de clase y perfume Channel No. 5, del que usaba Marylin, el abogado se levanta para saludarle e incluso se afana a sentarse para admirarle el generoso escote y tener un lapsus erótico mientras vuelve a su tecleo lento pero seguro. Habla a la mujer con la propiedad del tipo que sabe lo que hace sin ningún atisbo de seducción, la rubia se despide amable y hace una venia hacia nuestra dirección, se marcha dejando una cortina de perfume… César no lo puede creer, el Abogado ha perdido un chance para enamorar a una diosa… Termina el memorial y nos alarga el documento que nuestro Charlie lee con detenida curiosidad y luego estalla en risa al leer que el Abogado en vez de colocar “Corto” coloco fue “Coito”, tampoco es que sea irremediable, la Ley es así, “hay que esperar para obtener” Ante el triunfo del caso, el Abogado ya ebrio nos remata con la idea de que estudiar derecho le jodió la vida… “Yo, que todo quiero hacerlo bien y derecho, me vengo a dar cuenta de que tengo el pene torcido” brindamos y reímos por lo dicho.

Anuncios

El reloj corre yo no 1

El Tapita

Un tipo le dice a otro que se dedica al oficio más antiguo del mundo – ¿la Prostitución? – pregunta el otro. “Noooo, la vagancia” contesta el primero.

Improviso un poema ante tu vulva, pero no logro ni una contracción ni seña de orgasmo, la poesía solo le sirve a quien la escribe ¿o no?. Un rayo de luz interrumpe mi sueño, una erección no me deja orinar en paz, estoy mojando todo, la nena del aseo no me va a perdonar. La chica de Charlie llama a mi puerta a darme la queja de que la habitación es una porquería que si le dejo pasar para darse una ducha, ella pierde la vergüenza y se desnuda y se mete sin esperar mi aprobación, quizá ella cree que yo también tuve “acción” y por eso esa despreocupación de pasearse desnuda, el cabello le huele a flores y se divierte peinándose  el vello púbico, se viste y se despide. Estoy dormitando cuando entra Charlie diciendo que su chica se le robó la billetera con el santo de su devoción y nada de dinero ¡pobrecilla!. Entra una llamada y es el abogado diciendo que a César le han arrestado tratando de entrar a un club social privado sin corbata… apenas volvemos la chica del aseo me espera con una cara de espanto como si hubiese hallado a alguien muerto en la bañera, pero no, es que halló una tanga en el baño… y le tengo que jurar que no sé de quién es e incluso le cuento la verdad… ya debo dejar esa manía de meterme con la servidumbre.

 

Un mundo a cambio de qué

Rick Monsón

El elemental destino que uno persigue es también el deseo de la naturaleza por evolucionar, cada acción tiene una reacción y la vida al parecer es la reacción de la acción natural por transformarse, por lo tanto la vibración natural nuestra está dirigida hacia el conocimiento, de hecho la forma en que el humano edifica y crea estructuras es solo un ideal egoísta, benéfico a su causa y a la de nadie más. La repercusión incluso de esa forma de desafiar a la naturaleza trae consigo repercusiones. La naturaleza sorprende más con sus fenómenos, y la temeridad con que el humano les enfrenta menospreciando muchas veces su poder. Nos permitimos el mundo a cambio de la posibilidad de tener oxígeno y ante todo tiempo para inquietar nuestros sentidos y hacer algo para incursionar en conocimientos mejores. La muerte por tanto cambia todo.

Sofisma mesurado

Rick Monsón

La vida es más simple de lo te hacen creer. Lo que sucede es que la gente está condicionada por estereotipos, y sacarle de allí es muy difícil. No hay tanta vuelta, ni tampoco tanto trajín, es solo que los seres están ocupados en acrecentar sus egos con razones pueriles, e incluso inflan sus orgullos con la certeza y el dogma de tener la razón. Yo por eso evoco el silencio, la humildad, la meditación consciente. Evito a los religiosos porque son una mesura de confusiones y violencias, y en cualquier momento te traicionan como lo hicieron con su Señor. No me fío ni un pelo, tampoco es que tenga tanto que aportar a esta realidad ¡solo existo y ese es el gran milagro!. vine en este tour orquestado por la naturaleza, y todo lo que sucede me aporta algo de conocimiento para entender lo siguiente, solo hay que esperar.

Las amarguras

Rick Monsón

Doblé la esquina y una noticia como de un chaparrón me despierta de nuevo a la vida: “La Esquirla tiene Sida”, digiero la noticia como si yo esperase el mismo diagnóstico; eso no me escuda en nada, un Agente me arresta y me lleva ante el Juez quien me dicta una sentencia que parece mentiras: dos años. Quisiera fuese un sueño, pero ya dije que esa noticias le despiertan a uno. Y no piense mal quien lea esto, porque yo me he cuidado el pellejo siempre, no tengo ganas ni miedo de morir, el día que nací fue lluvioso y frío, nunca precisé ser alguien en la vida, solo que se me antojo ir por la vida aprendiendo de la calle lo que pudiera. Salí en dos días para ir a dar el pésame a la futura difunta, y para acomodar los papeles de mi libertad, por todos lados veo a la gente intentando siquiera algo, pero lo intentan con una amargura sorprendente, hasta diría se inventan sus propios obstáculos para tener algo que hacer, esto me sirve de aliciente para seguir adelante, sin reglas, sin rejas, sin desear vivir nada más que lo justo. La Esquirla es una Puta que se creyó inmortal, ahora ella me invita al suicidio para no morirse sola.

Un número negativo

Rick Monsón

Pido su “estatus” Ella está encima de un cliente. Su dinero huele a sexo. Espero y luego la busco. No le hago el amor porque sé ella está aburrida de eso. Mejor la beso y le susurro al oído un poema que he hallado en un recorte de periódico. Creo que los poetas son unos tramposos que riegan sus poemas y es otro el que se come a la vieja… son como los que hacen los condones… Eso. Le acompaño a recoger los exámenes de rigor, esta bien, solo le preocupa eso de tener tan bajo los glóbulos blancos… “necesito vacaciones” dice. Mi incompetencia solo apura a decir que deberíamos tomar una ruta y ver a dónde nos lleva… Ella acepta y esa noche dormimos en un hotel… “vaya cambio” por lo menos bebemos leche caliente y nos podemos dar un baño antes de ir a la cama a dedicarnos a soñar. Otro día le compré un complejo de vitaminas, me ocupé de llevar pescado para la cena e incluso encendí velas, ese día me dijo que estaba embarazada y no sabía de quién…

Mil veces nada

Rick Monsón

El dinero no tiene ningún sentido si no hay qué comprar. Ni deseos, ni anhelos, ni avaricia, ni ganas… Ni mujer que se venda…ni algo prohibido… por eso quizá el ser humano venga al mundo desnudo… y quizá así deba también partir… Si de algo estoy seguro es que los ricos no pueden morir en paz por el apego con sus cosas… por cada sano hay mil locos como yo… no ha de importar mucho tanta filosofía si al último te toca es morir despierto… De que le vale a la puta ser tan cotizada… A veces valen los amigos, otras las familias, pero de todas manera uno se va es solo a ver cara a cara con su hora final, sin importar las peripecias que hacía, las citas cumplidas, las responsabilidades y demás, uno ya es polvo anticipando el final de todo y de todos.