Yo y la piedra

Alexis Mendoza

Yo viviré cien años. La piedra tal vez.

Al contrario la piedra me dará de nuevo, en medio de la sien.

Le dí una patada a la piedra y le dí a un auto que me quisieron cobrar como nuevo.

Vi la luna con un telescopio y solo vi a una piedra blanca.

Tomé  la piedra y por llamarte morena mía rompí tu ventana. El pretexto valió porque para repara el cristal tuve que subir y allí repare el cristal y te di mil besos y luego te hice el amor y luego más amor y después de todo eso ya no supe que hacer. Nos dejamos. Y cuando me hiciste falta tuve que romper más ventanas (y cuando digo ventanas me refiero a hímenes intactos).

“Lo mataron con una piedra” dice el Perito judicial. Luego en otra escena una mujer mató a su novio por la piedra que le causo (la rabia).

Coloqué pólvora en una piedra y la choque con otra, se me quemaron los zapatos.

Puse una piedra en un resorte y la avance lejos. No sé a quien le atiné.

Mordí una piedra y se me rompió un diente, la piedra estaba en el plato de lentejas que me sirvieron.

Mi tío tenía piedras en el riñón de tanto comer pescado seco.

La vida es una piedra en el zapato.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s