Cero a la derecha

Emilio Suárez

Uno no puede con uno mismo.

El César acaba rodando por el suelo con un feo corte en la ceja, Charlie acude a su defensa pero el contrincante desdobla una navaja de carnicero, estoy a punto de sacar del cinto mi arma de calibre mayor cuando el César se incorpora y se muere de la risa. ¡Es un estúpido! o sabe lo que hace. El tipo apunta a todos lados su filo, los contrincantes bailan a un ritmo demencial, el Charlie se retira haciendo señas para que la multitud se haga atrás, el César no hallando más arma le arrebata un libro grueso a una chica espectadora y con el libro trata de apagar el filo de la navaja, tira un golpe bajo y falla, luego el filo le pasa cerca, del libro salen volando muchas hojas, a un mal paso el del puñal resbala con una hoja y el César arremete, el libro le sirve para dejar a su enemigo fuera de combate, César golpea su pecho como un gorila, devuelve el libro a la chica y le ayuda inclusive a recoger las hojas y se ofrece a cargar sus libros hasta su universidad, esa batalla el César la salió perdiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s