Un puente al todo

Charlie

La vida va para el frente pero encuentra en todo un puente que merece decisión, cruzar o en total lanzarse al río.

Alexis siempre miraba abajo, su dama de turno le exige atención pero él nada. Presumo es que el fresco de la tarde altero el licor que bebimos. Yo beso a mi dama y el beso me sabe a vicio. El amor es una tontería inventada por los que no soportan la soledad. Es como prohibir algo y luego a oscuras hacerlo. El sexo vienen siendo un deporte de contacto a veces extremo. Alexis no se ahorra más, compra una botella y no nos convida, esta convenciéndose de algo: entre más licor más bonita la mujer y la vida. O quizá no. El estomago me suena, prefiero saciar mi hambre con unos trozos de carne ensartados en un palo de madera que llaman “pinchos”. Alexis y su fémina ya no se quieren y se separan, se convences que toda fuerza de atracción les sobrepaso. En últimas también despacho a mi dama en un taxi, al último le pregunto su nombre: ¡Dina!. Alexis esta demasiado ebrio para caminar bien, lo llevo mientras recita una de sus joviales poesías, llenas del sarcasmo monumental. Abajo de un puente nos resguardamos de la noche, del frío, de la luz artificial y de la sociedad que quiere embriagarnos de realidad para que le secundemos sus apatías.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s