Un pronombre en vano

Charlie

¡Un trago de agua por el amargo destino! su risa mata pero no contagia, la chica esta ebria y nos arrastra, alcanzamos a ver a la celestial Cristal y le pedimos un secreto para que la chiquilla recupere la sobriedad. Cristal no tiene secreto solo la toma por el cuello y casi ahorcándola le enfrenta clavando sus ojos claros y siniestros sobre su rostro, le quita la risa, le quita las ganas de seguir bebiendo. La devolvemos a su casa en donde su padrastro quizá le haga un examen íntimo por si una violación, la chiquilla se desgaja en llanto apenas es empujada adentro “ni ebria me cogen” dice. El padrastro no ha dicho nada porque ha visto a Cristal entre nosotros, cree que su hija es virgen aún y que es fea. Eso de que hoy se le diga “coger” al acto de hacer el amor desdice mucho de esta raza y eso mismo le pregunto a Cristal quien dice que lo mejor sería liberar al amor. Pero la cuestión dirime de que alguien diga que tiene ganas de “coger” y en distinta forma diga luego mejor “de hacer el amor” – son distintos apetitos – dice Cristal. A propósito de apetito nos vamos a un sitio donde saciar nuestra hambre de carne y hueso, Cristal solo pide un repollo que desgaja hoja a hoja y come como conejo o coneja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s