El linaje en la ropa

Betyna

Qué se habrán creído con el pelo planchado y teñido y el escote prominente, forjando flacura producto de la bulimia, si bulímicas no por parecer flacas sino por no poder cocinar (o tener pereza), algo decía el Pastor “mujer que no sepa cocinar es hombre”. Pero la ropa de marca, el estigma de porta con decencia una marca “studio” o un trapo color mierda. O peor un roto de mal gusto en el culo, o en la pierna o la entrepierna, los hombres dirán pero las mujeres (las otras) te odiarán, y tú compites por un lugar en la escala (no en la alimenticia). Eres más segura así bien vestida y con el sostén apretando hasta el corazón para ningún bobo te lo eche a perder, tú si puedes parecer segura y exhibir la sonrisa como un apliqué más, que feo se visten las religiosas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s