La comida día a día

Alexis Mendoza

Mamá se quedo sin trabajo y empezó a lavar ropa para financiar apenas los alimentos del hogar.

Pero descubrí que el dueño del restaurante vaciaba todos los días el caldo espeso y grasiento sabor a pollo, así que a diario yo llevaba una cantina para que me regalara ese caldo que luego diluía en una especie de consomé, por lo tanto mamá solo tenía que comprar las papas y el cilantro. Así era el almuerzo a diario de mis hermanas, yo y mamá.

Pero mamá volvió a conseguir trabajo y entonces me dijo que no era necesario ya que llevara el caldo todos los días, protesté más por que gracias a la proteína diluida yo y mis hermanas estábamos por fin en el peso ideal acorde con la estatura. Pero como todo viene con el tiempo cansando, el dueño del restaurante desmejoró el caldo y además optó por venderlo a los vagos hambrientos y dejarme viendo un chispero con cantina y todo.

A veces pienso que el problema del mundo es que hay demasiada hambre y gente engordando, pienso en que la gente crea las diferencias y las usa para hacer una mueca y alejarse de los demás. y todo lo que enseñan lo quieren tarde o temprano cobrar sea en dinero o en favores, ningún sistema económico, ni político nos asegurara el porvenir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s