A pico de botella escenario 3

Charlie & XervanteX

 

El Emperador César lleva la ventaja ante su contrincante. Bueno, eso antes de que la novia del tipo súbitamente entrara con una botella y se la estrellara en el hombro del César. Allí yo levante el arma he hice el disparo. No era un certamen justo. La gente se espanto, uno que otro se fue, para suerte del Emperador la botella perdió efecto y no hizo mella, pero el contrincante al ver a su novia atrevida que en lugar de agradecer su acto, le busca la cara y le da una cachetada que la pone como trompo antes de perder impulso y caer… Tengo diez balas más para acabar con toda injusticia, cuando el César me detiene y vuelve al ruedo esta vez como vengador de la doncella que se sienta en el suelo a escupir sangre y a tratar de entender a su novio. La pelea pudo seguir de no ser porque entre la multitud un tipo se las ingenia para arrebatarme el arma a la fuerza y como un loco comenzar a disparar frenético, y la ola humana sucedió, el tipo terminó embestido por los mismos a quienes ataco, rescate el arma y luego a salvo lejos, el Emperador César me reclama por mi torpeza de dejar tomar el arma, para suerte mía las balas eran las salvas de practica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s