Literatura y amor

Charlie

Prescribimos la insolencia de ser únicos, unos, solos, porque combinados no hacemos el bien, ni el mal.

Amar se nos viene complicando, eso como si quisiéramos escribir a cuatro manos, no tenemos complemento, deseamos lo superficial y a veces profundizar más.

No alcanzamos a ser.

El querer se nos va en deseo.

No hay amor.

Tampoco literatura.

Y entonces optamos que cada quien se vaya por su lado a escribir su destino.

Y el amor queda olvidado.

así es esto.

Y todo lo bueno tiene esa dosis de sacrificio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s