Y tu París?

Charlie

Las mujeres ya quieren.

Algunas desean tener un hijo o hija pero quieren saltarse el sexo. ¿Cómo así?.

De allí que al parecer Dios expulso del paraíso el mal… y el mal era la mujer porque fue ella quien tentó a Ádan.

Y la pobre serpiente se arrastra con dificultad ¿Qué mal va a hacer?.

Pero los pobre hombres de allí en adelante seguimos con la soga al cuello, probando del fruto prohibido, y perdiendo paraísos.

Y si acaso elegimos la reproducción solo es pretexto para que todo se siga sucediendo.

Una y otra vez.

Y la mujer quiere un hijo y todo y tenerlo es fácil pero renuncia ha educarlo y cuando menos piensa se ve en una encrucijada, ¿Por qué Dios?…

Le pregunto a Aleja si va a París conmigo y ella como ya sabe mis tretas dice que no, que prefiere seguir insistiendo desde su feminismo extremo a ver si el resto de mujeres hace de una vez caso y deja ya de parir y se pone a darse cuenta de que el mundo ya no está para traer más gente, y al menos se dedica a educar a los que hay.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s