El miedo

Charlie

Cuando estaba ebrio no le temía a nada, ni a dios ni al Diablo. Ni a mujer. Por eso quizá terminé casándome, y pensando que en ese día había bebido más que el propio Cura. Por eso a mi primera esposa le fallé en la noche de bodas, por eso dormí en el baño esperando el licor se me fuera escurriendo por los huesos y eso que apenas comenzaba a vislumbrar que mi carrera de alcohólico era hereditaria. entonces mi primera esposa invento algo para irse lejos y desde allá quitarme el resto antes que lo convirtiera en licor. siempre se tiene la esperanza de en el camino hallar algo que le haga resurgir, tomar conciencia sea una mujer, un premio, una enfermedad. Pero a mi me toco todo junto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s