Carlitos el breve

Charlie

La corbata me hace un nudo en la garganta, el cinturón se me marca en la cintura, no he perdido peso, he ganado apenas la apariencia de un señor distinguido. Llego puntual a la entrevista, ellos se tardan diez minutos en llamarme, ya he sudado un litro y mis manos se esfuerzan por hallar un lugar para temblar sin ser vistas, cuando la primera pregunta me acribilla a mansalva:

– ¿Por qué coloco a un funcionario de Alcohólicos Anónimos en referencias personales?

Esta gente debe tener buenos espías, pienso que ya es suficiente tortura, solo pongo cara de piedra y gesticulo un “gracias” me levanto y me voy por donde vine.

Luego en otra entrevista:

– Aquí dice que estudio Arte dramático porque las demás artes eran superficiales ¿Qué quiere decir con eso?…

Y en una más:

– ¿Usted cree que ser pragmático es una cualidad?…

Tampoco es que quiera ser humillado, y en el paseo entre admirar a Secretarias voluptuosas y Psicoanalistas con frenos en los dientes y palabras sarcásticas, creo mejor vuelvo a mi razón de existir: mi oficio de escritor, que no renta y si duele como muela, y ruego a mis amigos que ya no me llamen Doctor, ni Señor, que me digan Profesor, fue así como en una barrida del destino vine a parar a ser convocado como Profesor de sociales sin saber en dónde diablos quedaba la Mesopotamia, ni si Simón Bolívar tuvo hijos o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s