En medio de las balas

Charlie

Una bala hace la diferencia.

Una lluvia simple acompaña la mañana: es junio y llueve en forma horizontal, no es agua son balas.

La campana de la iglesia vuelve a replicar.

Tres de la tarde y cae el primer justiciero,

El llanto de un niño reemplaza la zozobra, el miedo, uno muere y nacen mil y dos mil hacen el amor luego.

“Que vaina!” dice el César viendo llover, a él nunca le importaron las balas porque pensaba que la que le va a tocar al fin le toca, es como la mujer que le va a caer bien a uno.

¡Pero que elegancia! suena la tartamuda, la ametralladora, la que cose el pavimento, la que escupe chispas mortales, la que no pide permiso y se abre camino.

– No jodas Turco, pestañea, siquiera, con esa cara uno pensará que ya te pegaron el tiro –

Y el Turco con la cara de espanto de ser el próximo… tra,tra, tra, tra….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s