Una cárcel en mi mente

Charlie

Vuelvo a contar los barrotes ¡veinticuatro!.

El Turco le lleva de regalo un libro al César “mientras llueve ” de Fernando Soto Aparicio. “Es un chiste” dice el César en cuanto le entrega el libro. Y claro que lo leyó y luego con las hojas se hizo cigarritos de maracachafa y apio. “La cárcel está en la mente” dice el César luego, nos mira y no siente envidia alguna, y en cierta forma él tiene un techo, los servicios básicos, y nosotros si apenas tenemos algo para echar a la boca.

El Turco tiene un plan de escape que comparte con una tenacidad técnica incomparable, no es la cárcel la de alcatraz pero su plan se basa en la película… Y aún cuando el César no tiene el I.Q. exagerado… tiene la suficiente cpacidad para decir “muchachos, deben dejarme aquí… soy feliz y he comenzado a recapacitar… y hasta he comenzado a escribir” y nos muestra un cuaderno repleto de algoritmos.

– Diantres – dice el Turco mientras avanzamos hacia la salida – La cárcel reivindico a nuestro amigo – el asombro en su cara lo dice todo. Yo le digo que si no era una mujer, era la cárcel la que al fin corrige el camino de un hombre, el Turco dice que cada mujer es una isla que uno visita cuando quiere y el problema esta en ahogarse en el camino.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s