La Poesía y la Policía

Por Charlie

Y las eternas preguntas del Policía:

– Qué quién soy? , que qué hago aquí?, que para dónde voy?

– Pues si lo supiera sería Dios…

Gonzalo Arango

Llega la autoridad vestida con sus trajes de represión… pero nosotros somos más… el César a estas alturas solo respetaría a su mamá y eso que esta muerta… Un tipo lanza una injuria pero la autoridad replica con golpes… Los pobres golpeando a otros pobres… El César canta el himno, es una lastima que no se sepa la letra y comience a inventar… “Es que estos no se van a colocar firmes”… Ya se perdió la fe…  y la libertad.

Al Tapita le dicen que tiene cara de buena gente, pero les asusta su semblante de abogado: calvo, serio y altísimo… él se saca una poesía de la manga:

Oh! policía, la linda,// la que presta seguridad,// la que cuida el culo de los ricos,// la que pone el pecho,// pero le viene dando por el oscuro…

Al Tapita le reducen cuatro uniformados y le dan golpes en el esternón… como si el poema saliera de allí… Pobre Tapita tanto golpe terminará por dejarlo loco o estéril… Mi Abogado llega con su maletín ejecutivo, revisa las heridas mías, las del Tapita, las del César… un minuto y salimos a la calle… todo lo curará el tiempo o una mujer… se escucha en la calle una canción: …Y todo comenzó bailando, bailando, hicimos el amor… pero el César e inconforme y gusta modificar las letras de las canciones y canta… Y todo comenzó pagando, pagando, hicimos el amor.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s