Todas las angustias

César

– Allá viene Alexis con su cobija arrastras

– Viene con cara de angustia de seguro ya en su casa se las cantaron

Alexis brinda una sonrisa y sigue avanzando contando que en su casa las cosas se complicaron porque su mamá se enamoro de un hombre educado.

– Y eso ¿es malo? – Pregunto yo

– Pues claro! – replica Alexis y sigue explicando el por qué – Un hombre educado exige el saludo y el respeto, el modal y la hipocresía…

– Para mi que no es tan malo, el que anda entre lobos a aullar aprende – le digo.

Pero Alexis no comparte mi opinión, él piensa que todo lo que linde con el saber es una amenaza para la estabilidad, e incluso es como si un imán pretendiera tener un solo polo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s