Un tipo de los serios

Emilio

Mientras las damas se acicalan en frente de sus egos, los hombres miden fuerzas, uno de ellos es el Emperador, un tipo con una capacidad de engaño suprema al punto de fingir torcer una moneda entre los dedos, un tipo de aquellos que manda a mezclar el licor con agua no tanto para engañar al consumidor, sino para desafiar a la industria de los borrachos. Un tipo que a las damas les protesta el por qué no se dan a los besos gratis y en cambio reparten sus sexo a diestra y siniestra, a veces cobrando, otras no tanto. ¿Será que las damas miden fuerzas así?. El emperador regenera los mendigos, les da tema a las chicas de la calle, les sacude un poco la cabeza a los adinerados y les dice con soberbia: la plata vale en vida y ellos presurosos corren a gastarse la herencia de sus viciosos hijos e hijas que ya califique de “damas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s