Lo no planeado

XervanteX

El pensamiento quiere anticiparse a todo. Por eso quizá lo no planeado es más interesante.

Una mujer sale gritando frenética, la detenemos para que nos diga si hay un escape de gas, un muerto o algo más grave – una rata! – dice.

El César quiere matar a la rata de un disparo, cosa exagerada ya que al fin se trata de un ratón dócil que se entrega sin luchar y al que atamos a un hilo y paseamos como cualquier mascota perruna. La gente por su puesta cree que estamos drogados, o que nuestros padres nos abandonaron o en el peor panorama escapamos de algún centro mental.

– Buscamos un gato – le dice a un turista el César, pero el tipo siendo de otro lugar en el que llaman gato al sexo femenino nos manda a los burdeles.

Hay sin embargo una chica que le gusta el ratón, lo acaricia y le hace jugar entre su busto, Charlie le pregunta el por qué no le tiene miedo y ella dice que más terror le infunden los hombres.

Le heredamos el ratón con la promesa de que lo cuide y ella en acción de pago nos muestra un tatuaje nuevo que se ha hecho muy cerca a su clítoris.

Otra mujer sale gritando desde una casa y adivinamos hay otro ratón, el César se lanza a su rescate pero se topa con que esta vez hay un incendio, pierde las pestañas y las patillas.

Para acabar el día nos confundimos entre los danzantes y bailamos una danza libre que nos lleve al éxtasis de acariciar los bolsillos y obtener sino unos billetes, si unas papeletas de vicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s