Un lugar llamado sueño

XervanteX

Un café humea allá adentro, no hay lugar para nosotros vagos del destino, el sol comienza su aparición, el día trae su propia melancolía, finaliza el mes y no hay pago aún. No hemos dormido en días, y esperamos qué más depara esta vida. Un tipo comienza a hablar de política, bostezamos. Los negocios comienzan a abrir y hay una multitud que va hacia sus trabajos, en un papel escribo algo y me paseo por los autos, obtengo unas monedas para comprar café – ¿Qué escribiste en el papel? – me dice Charlie arrebatándome el papel y lee en voz alta:

“Tu belleza es comprable a la de Helena de Troya la que inicio una guerra, yo por ti también la iniciaría hasta llegar a ti…”

Íbamos a buscar a César cuando nos intercepta – el aviador – con la noticia de que ha desaparecido todo rastro de nuestro amigo.

Charlie le indica el papel a una chica, ella sonríe y luego le entrega unas monedas ¡la poesía por fin funciona!

César se une a nosotros luego fascinado por una chica que ha llegado del sur, “es un bocadillo” dice, y como estamos que no podemos con el sueño alquilamos una habitación para los cinco, César hace el amor con su chica bocadillo, retozan, gimen, dicen groserías mientras nosotros regados por el suelo ni nos inmutamos, dicen que el sueño es más importante que el amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s