Un monstruo muy parecido a mí

César

Uno crea cuando teme.

El pensamiento es la distracción, la vida nos viene pasando por encima, y hemos desperdiciado tantas oportunidades.

No me he visto al espejo hace mucho tiempo, mi barba parece la de un terrorista. Tengo ojeras, tengo un ojo negro y un corte en la ceja. Doy miedo. Mi cabeza está hinchada.

Hay gente mala pretendiendo tener dinero para convertirse en gente normal.

Tengo ese complejo tan crucial: no confiar en nadie.

Me he apartado para desistir. Para no verme al espejo, para no conocerme así, y luego cuando muera y ser juzgado decir simplemente – ese no soy yo –

De allí se debería pensar en dejar tanta estética, tanto maquillaje, tanta máscara. Lo original va más allá de tener cuerpo y dinero.

No hay derecho a desconocer al otro, uno viene siendo el espejo y los otros los monstruos por eso no hay libertad, por eso hay pobreza y desigualdad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s