Instantes breves 9

Charlie

Era la botella entonces mi amante, la deseaba levantar a cada instante. Perdí la cuenta cuantos sorbos le daba antes de estrellarla en una pared, volverla añicos y desearla de nuevo, y la compraba como a cualquier mujer barata. Hasta que mamá murió ahogada en el licor no tenía certeza de que el alcohol era otra droga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s