Un centavo para el peso

Por Fernando Q.

“No dejaremos fe intacta, ni ídolo en su sitio” Gonzalo Arango

– Ya tienen cincuenta años y todavía vives con tu mamá – reclama furiosa ella

– Tuve mamá antes que novia – le digo para decir algo

– Soy tu esposa – dice ya frenética y al borde de la violencia…

Se tendría que hacer un reglamento existencial, en donde los padres queden exentos de toda pelea marital, e incluso la familia. Pero esto va a otras dimensiones.

Y todo comenzó cuando ella me pidió dinero y no lo tuve… Pero en realidad era inconformidad con mi estilo de vida, alguien tan sumiso y dejado, tan sarcástico y débil frente al patrón… Pero en cambio tan genial a la hora de hilvanar el discurso.

– Ya es hora que cada quien coja la cobija que más le gusta y se vaya por su lado – dice alistando su equipaje para también irse con su mamá.

Llama a casa de mamá a los cuatro días y se pone rabiosa cuando ella me niega, y ante su actitud grosera le dice que yo estoy es donde una amante.

– Uno cuando se casa debe tener un plan b, uno no puede tirarse la vida así no más – le explico a mamá quien trata de entender como es que se hace y deshace el amor en estos días.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s