Odesa 2

Charlie

Una flaca me viene a mover el cuerpo. Es un esqueleto. Cuando se sienta en mis piernas puedo sentir su cadera. No vale la pena. Odesa se ha fugado con un ganadero… Otra nena viene con ínsulas de tener algo que otras no… Alexis al oído me dice que ¡pilas! que hay hombres disfrazados de hembras.

Arrojo el resto de licor a que se lo consuman los muertos. Mamá y mi tío.

El tipo del bar se lamenta de que se han robado otra bola de billar “¿Sabes para qué?” cualquiera lo sabe toman la bola la ralean y el polvillo se lo fuman ¡por eso ese poco de locos afuera!

Voy por un caldo de huevo a lado, las chicas se ofrecen a lo que tenga. “Hoy no quiero sexo quiero amor” digo y todas se apartan. Quizá piensen que no pueden dar de lo que no tienen. Inclusive son inteligentes quizá leen a Coelho.

Un autobus para y se baja una silueta conocida, las chicas hacen escándalo, no puedo seguir con el caldo, voy abriendo camino entre la multitud, y descubro a la misma Odesa indicando un anillo, el brillo no más me ciega. Ella me ve y pone cara de lástima. una de las chicas me pasa la lengua por el cachete y al llegar al oído me dice “Odesa se va a casar”. Pienso o mejor, le deseo lo mejor a ella pero imploro lo peor para su marido. Le invito un caldo y le insinúo en homenaje a su compromiso hagamos el amor sin protección… es como una despedida de la vida soltera… ella no hace más que sonreír y luego me acribilla con la sentencia de que su futuro esposo es un viejo amigo mío ¡adiós César!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s