Brujas

Charlie

– Confieso Padre que he pecado

– Dime tus pecados hijo

– Primero que todo no soy creyente y solo entre aquí porque me viene siguiendo para matarme…

Al Emperador César una tipa se la sentencio, primero se le apareció en un sueño y luego en la calle cuando iba todo vestido de negro le arrojaron desde un auto sal…

Un día se le atravesó una espina de pescado, otro día el seguro del arma que portaba se enreda y se le dispara el arma, otro día se le cae un espejo y al doblar la esquina se le atraviesa un gato negro.

La Maga Cristal le hace un conjuro de contra pero le dice que eso es progresivo y por lo tanto va a tener que caminar por la sombra mientras surte efecto.

Pasaron meses hasta cuando íbamos por la calle y el César se lanza a correr atrás de una aparición es una señora de flecos y una mascada en la cabeza: ¡la bruja!.

– La ves? – me dice pálido

– La veo – le digo

Le pasa por un lado y la queda mirando mientras le indica un talismán, la señora se sonríe y luego hace una mueca de desilusión y dice:

– El amor es una maldición de la que nada escapa ni para la que hay una contra…

El César se queda estático, comprende que quizá no está embrujado quizá solo está enamorado y para eso no hay contra que valga.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s