Motel paradyse versión 1

Charlie

“Te acuerdas, cuando las mariposas se posaban sobre nuestros poemas”

El Emperador César decide casarse y regenerar a una promiscua chica.

– Es que uno se debe casar para toda la vida

– Mentira! uno se muere para toda la vida, casarse es de idio…

– Algunos tienen suerte

– La mayoría no…

La bendición la echa el padre Antonio un hombre de dudosa intención. Y como nadie puede decirle a los amigos que abran los ojos, el César y su esposa se van de luna de miel a un motel, allá les acomodaron la mejor habitación y estrenaron sábanas y champagne.

Mientras los demás rezábamos la parejita hacia planes para que la vida juntos no cayera en la rutina del sexo y el hastío de siempre tener algo que decir.

La primera pelea surtió apenas unas horas de decir “si quiero” y la reconciliación causó alboroto.

– Hombre César la intención vale, ¿uno qué va a saber lo que las mujeres quieren?

– Será que uno sueña, confía o se da demasiado y por eso sale tan lastimado…

– La Ley de la relatividad en todo…

– La carne que es débil y ni salada va a durar tanto…

– Amén…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s