No se puede ser tan malo

EL TAPITA

Pienso en que el amor se puede transmitir, el odio en cambio es más complicado.

Pero los enemigos son necesarios.

Como decía el César “alguien tiene que verte comer”

Por eso uno afina la puntería, por eso se entrena a diario, o para el destino que le toca por andar cargando al cinto una pistola, no para matar a otro sino para que si por acaso uno queda en la mitad del fuego cruzado se uno mismo su verdugo.

Pero el camino nos demostró que uno no tiene elección, que el día que le va a tocar no lo salva nadie.

Juego a la ruleta rusa con el 32 corto, arma que no se equivoca, vuelco el tambor una bala, la someto a su suerte y a la mía, aprieto el disparador ¡vacío!, ruedo nuevamente la ruleta de la muerte y ¡nada! así van cinco espacios seguidos y son seis… Este no es mi sitio.

Siempre hay que en medio del combate reservar una bala para si.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s