Lacónico

MALEV

No superamos ningún riesgo, nuestro obstáculo está en nosotros mismos.

Al César no se le quita la manía de decir lo que piensa, por eso siempre esta en problemas. No tanto por hablar sino por intentar la verdad desde diversos ángulos, no por anda hablando alto, sino por tirar la piedra y mostrar la mano. La vida se le va en la obsesión de que todo lo que hace es correcto, aunque no se le da el tiempo para pensar demasiado. El tiempo no es el oro, es la vida.

Levanta las manos, se desespera, su ansiedad aumenta, es capaz de romper en furia, y entonces la pelea comienza primero en palabras y luego en hechos.

– No busquemos odios en donde no los hay

– Pero la gente debe saber que está equivocada

– Y de qué vale decirles, que sigan su camino y si se equivocan se desborden

– La gente debería pensar como yo…

– Si todos fuésemos iguales esto sería aburrido…

– Quizá!

– Además detrás de la variedad esta el placer

– Nada menos que lo que todos nos gastamos la vida buscando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s