Geniales

Si Sansón mató mil filisteos con una quijada completa que no haremos nosotros con el pelo completo.

– ¿Por qué rasuraron la cabeza del paciente?

– Qué no era una operación de la cabeza

– No. la cirugía es del corazón…

– Entonces le rasuraremos el pecho…

Pero el Charlie se rasuró del cuello para abajo por solicitud expresa de su esposa, quien decía que tanto pelo al momento del sexo le provocaba no orgasmos sino risa.

Al Charlie una mujer le averió el corazón y a mí en seguida se me ocurrió el título de un libro : las damas y las armas.

Pobre Charlie luego de diez horas en un quirófano ya no era nadie.

– Pero si la cirugía duro apenas tres horas ¿Qué hicieron las siete restantes?

– Echar corriente…

– Ahhh!

Diez años después la esposa de Charlie siguió dañándole el corazón y el estómago.

Pero nosotros que somos geniales le fuimos a rescatar, diciéndole que el único amor sincero y fiel es nuestro amor a la li-te-ra-tu-ra.

Parece que resulto, y ahora el Charlie se lleva viendo atardeceres y añorando escribir la historia máxima que le haga acreedor a el botín millonario de algún concurso literario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s