Uno de estos días

– Lástima que no sé leer – de dice a la chica el César y le pasa un billete, la chica sonríe.

– ¡La sociedad es una mierda!, pues miren a esa nena, tan bonita y pidiendo limosna – dice Charlie.

Nada qué hacer. El otro día – dice Maleja – nos prestaron la llave de una casa que me encomendaron cuidar y que vamos entrando cuando lujos por doquier: lámparas de araña, manteles y cortinas de seda, comedor de fina madera, cubiertos de plata y las piezas otra muestra de opulencia. Mientras otros pobres si acaso serán dueños del sueño.

– Y recuerdas que el Charlie revisando la basura se encuentra un cinturón nuevo!

– Y no solo eso, también un atuendo de caballero, un corbatín, un guante y un sombrero…

Si de algo sirve – dice Maleja – el Charlie sale vestido como un bufón, va por la calle lanzando piropos y las féminas se creen el cuento y le otorgan el derecho cuestionable de seducirlas, basta con hacer una selección y ver cuál de las interesadas será la peor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s