Cuesta arriba

– Mamá! voy para la cuesta – grita el niño, ya ganando la calle. No alcanza a escuchar algo que su mamá  también le dice:

– Nada de estar subiéndose al árbol –

– ¡A ver! quién se arriesga a llegar a lo alto? – dice el Castor…

Los demás comienzan a ascender por entre las ramas, pero uno sobresale, inconsciente de lo que pueda pasar se anticipa hacia unas ramas débiles.

De repente un bulto comienza un descenso frenético, se golpea en cada rama y al fin el piso detiene su andanza. Los chicos se apresuran a bajar para ver quién ha sido el desafortunado, lo miran y huyen…

– Pobre niño, dice la Enfermera

– Pobre mamá dice el Doctor

– Él solo quería llegar alto dice el Castor llorando la culpa

– Al parecer llegó – dice un niño de otro barrio

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s