A expensas del muerto

Por Emilio Suárez

Ya no se me da nada ver a un muerto o muerta. ¿Qué tienen de particular?, nada. Todos inertes descansan en paz… sin embargo en la guerra los cuerpos quedan en tan malas circunstancias que a veces no parecen que hayan sido humanos. Sabrá usted que una explosión solo con su onda expansiva puede fragmentar cuerpos como si fueran cortados con el más letal filo de navaja, hoy en día se practican cirugías con ultrasonido con el mismo principio se irradian tumores y se destruyen cálculos… La muerte solo es otro extremo de la vida y a veces el dolor consiste en que todo parece tan violento y tan inesperado que se queda uno con la sensación de que va ocurrir en cualquier momento. A expensas del muerto uno tiene ese pensamiento ¿ Y si hubiese sido yo? que hubiera hecho este otro… quizá esculcaría mis bolsillos y se adueñaría de lo que no le pertenece, de todas formas en la vida sobran cosas y en la muerte al fin y al cabo nada hace falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s