Las maleducadas

Por César

Hay mujeres que son infieles con ellas mismas.

La Candelita es fogosa pero una superficial incorregible, cree que todo es vestirse bien y tener a disposición el maquillaje adecuado…

– ¿Cuándo me entregas el rabo? – le dice su edecán mientras le da una palmada en el culo, y ella lanza un gritico fiero

– ¡Qué te crees! pues cuando tengas para pagar…

En confidencia me dice que la virginidad la perdió en una borrachera…

– No me interesa eso, pero si cómo es que viniste a caer en las manos de ese tipo? – le digo

Ella se asegura de que nadie la escuche y lanza esta confidencia:

– Una mujer solo requiere dos cosas seguridad y complacencia, y eso es lo que obtenemos –

Hay Candelita, la subastan al mejor postor le hacen lo que quieren, le maldicen, le dicen puta, perra, fácil y ella tan discreta va y se lava y ¡como nueva!…

Su cuerpo apareció tirado junto a un colchón, dijo la guardia que aún respiraba cuando la hallaron y pedía un rosario…

No hallé su tumba porque la enterraron en una fosa común, pero en su honor planté un árbol que creció tanto y ahora a su sombra escribo esta historia para que nadie se olvide de la Candelita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s