Tuve un sueño y me fuí a dormir

Por César

Me hace un vientito en la cabeza la muerte.

– Anoche vi a Alexis en forma de reflejo de luz

– Pero si Alexis está muerto!

– Puede que sea una alucinación

Llevaba tres noches sin dormir y una puta sed que no calmaba con nada: hielo, besos, agua fresca, whisky en las rocas…

La Gusanita viene a librarme de la sequía de sexo, pero mira con desconfianza una revista Playboy que tengo en la mesa de noche, al final la toma y me dice:

– Así me quieres – abre la página central donde una rubia muestra opulencia corporal.

– De cada quien lo suyo – digo por decir algo.

No hubo sexo y tampoco pude dormir, el Tapita viene y me echa pura filosofía de antro: que hay que destruir lo edificado, que Pitágoras esto que Plotino lo otro, y al final termino más aburrido que al comienzo y tampoco el sueño hace el milagro.

Sin sexo,

sin pensamiento

sin nada…

Alexis aparece otra vez se me cuelga a las espaldas y me dice al oído que coma lechugas, ¡bendito remedio! a la hora estoy respirando hondo, ya no escucho a la Gusanita, ni al Tapita discutir en sus tribulaciones “kamazutricas”, pero escucho al Alexis decir que allá donde esta él prepara un paraíso…

Finalmente la vida se parece a un tobogán, te lanzas disfrutas el bajón, te repites ¡hasta ahora todo va bien! pero termina el cuento y te zambulles, para entender que hay que empezar de nuevo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s