El cielo verde y yo sonrojado

Por Charlie

Uno no hace tonterías por amor, las hace por una mujer.

En el cine de la quinta hay una leyenda: si uno se sienta en las bancas de atrás puede ver a las parejitas de adelante aparearse como conejos. La cuestión es a buena hora comprar el boleto.

Por otro lado quedar en los primeros puestos es muy malo porque de atrás lanzan cosas y mínimo sales descalabrado. Bueno, eso si vas solo.

Esa noche sucedió sin embargo el milagro. Las sillas atrás repletas y de repente que diviso a una chica adelante ¡sola!.

Mi pensamiento hábil descifro que quizá fuese una novata que no conocía la ciudad, me senté a su lado y ella esbozo una sonrisa, todo bien sino es que luego de minutos eternos en las que decidido a lanzarme al ruedo y dar espectáculo a los de arriba un tipo se acerca y de buenas maneras me pide con la decencia de un tipo educado le devuelva el puesto a lado de su novia.

Salgo a la calle con los cachetes sonrojados y la promesa de no volver a pisar ese cine en primer lugar para no encontrar de nuevo a esa chica y en segundo para no dar pie a una perversión que me está irremediablemente arrastrando a quedarme solo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s