Vuelven los rebeldes de la machin gun 4

Emilio

Yo me eduqué para venir a hacer de la vida un escenario caótico en donde el suicidio sería mi telón final.

Por el azar del espacio y el tiempo vengo a este insólito mundo un 12 de octubre, día festivo a veces, de niño mamá insistió en que todo era pecado, hasta pensar mal del otro, por eso me hice tan metódico y callado. Por eso me gusto la milicia, por la escala de autoridad, que incluía seguir ordenes. Mamá sin embargo antes de morir me dijo que pecar a veces estaba bien tanto como mentir, me hizo prometer que no pasaría solo la vida, y desde entonces en mi cabeza solo hay confusión.

A mi me queda fácil conseguir un arma y angustiarme al punto de la aflicción suprema.

Solo que quiero saber cómo acaban estos tipos que tengo por amigos que deambulan a una escala suicida muy próxima a la locura o la tragedia.

Un niño me pregunta que a cuántas personas he matado… No lo sé, se dispara y uno no puede seguir a cada bala…

Una mujer me dice que debo tener muchos hijos, pues cada hijo retribuirá los muertos que he causado… con esa lógica el mundo se llenaría y naufragaría en la sobre población.

Nosotros somos gotas de agua y morir debe ser como si cayésemos al mar. Nos diluimos en la grandeza de un universo.

No sé qué hacer, si seguir o solo continuar viviendo en esta realidad ociosa, todo lo que vale la pena esta difícil de hacer y yo prefiero lo simple.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s