Los rebeldes de la machine gun # 2

El César

Para colmo un mugre cae en mi ojo. Han de creer!. Afuera las balas vuelan como avispas.

¡Esto es el colmo! antes nos matábamos con el filo del acero y hoy con pólvora. ¡Vivan los chinos!

Ya no hay combate cuerpo a cuerpo ¡que así se maten los pobres y los borrachos!

La metralleta escupe sus últimos tiros y parece atorarse, esta ronca de seguro se recalentó. Por la ventana las sombras comienzan a desfilar aprovechando escampa. Golpea alguien la puerta ¡es que nadie atiende! Si yo. ¿Qué quieren? Armas compa!, ahhh! allí esta el fusil del abuelito que guerreo en el conflicto con el Perú, a ver!. Ese hierro viejo tira una munición como arveja pero suena como un cañón.

Jesucristo! el mundo se está acabando. ¡Perdón Dios por tantas tonterías que hice y dije!. María virgencita mía te amo!.

Vuelve la metralleta a coser el aire con su ráfaga: tra,tra,tra! tra, tra,tra!.

El abuelito se mece en su silla, ya no le tiene miedo a nada, lo que vino al mundo a hacer ya lo hizo… tra, tra,tra!

¡Mataron al partisano!

Hijos de Puta!… y los gritos. Una ambulancia pasa a kilómetros llevando a una mujer que esta de parto… Bien o mal decía el difundo partisano que los muertos de hoy se reparan en una noche porque la gente la tiene gruesa para culear…

Pobre partisano y pobres nosotros!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s