Somos los fantasmas del mañana

Por Emilio

La doña sale furiosa amenazando con llamar a la autoridad si no nos marchamos de allí.

El César que ya no cree en “doñas” le intercepta con la pregunta:

– ¿Cuánto es que pide por la casa? –

La doña dice que no esta a la venta, y ante la retorica de nuestro amigo que dice que “todo está a la venta” y “hay un precio para todo” la doña se digna a preguntar:

– ¿Y usted cuánto es que ofrece? –

El César saca unos billetes todo arrugados y se los ofrece, más la doña se enfurece más por la humillación, quizá no se pusiera tan brava si supiera que lo que ofrece nuestro amigo son billetes de a cien dólares y hay más de diez.

– ¿Y vos para qué quieres esa casa? – le pregunta Alexis a César cuando ya nos marchábamos y el César dice:

– Para nada más ni menos que tumbarla –

Luego de pensarlo todo esta en marcha a ser un fantasma del pasado, el César, Alexis, hasta yo, todos nos vamos derrumbando en esto del tiempo, la gravedad viene atrayendo nuestros cuerpos hacia el suelo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s