Los hijos deseados

Por Charlie

Voy por la calle. ¿Vos has visto? – ¿Qué cosa? – a esas muchachitas que estudian en el Monclar, son rubias de ojos claros, de medias blancas y piel de loza, parecen todas modelos. – Claro, son las del colegio privado – Cierto. Y todas son bien parecidas, parecen las hijas siempre deseadas de alguien, sus padres deben ser bellos, y planearon tenerlas, no como a nosotros que fuimos fruto de violaciones consentidas. – ¿Y qué esperabas, nacer lindo o qué? – Noooo!. Razón el César anda de cacería recitando al oído de esas musas el poema # 15 de Neruda… Y se las lleva a la cama a colmarles sus almejas rosadas, y de esa relación les saldrá un engendro feo y curtido de clase antisocial. Yo les he oído ellas gimen durante el sexo con su clase social, son delicadas, tienen estilo hasta para cambiar de pose sexual, tienen ese carisma que si no te controlas te hacen eyacular en forma civilizada y con obediencia a la urbanidad. No gustan del sexo oral, tampoco discuten si entregarán su ano, ellas tienen todo lo prohibido amarrado a su celestial goce, son exactas, tiene orgasmos felices y disfrutan cada gemido y crepitación. No más de verles con sus uniformes a cuadros me hacen excitar y desearles que den con un buen hombre que les acolite la desobediencia y el hecho de costar tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s