Mes: abril 2016

A los Contadores Públicos de Colombia !!!

Pero no todo es desalentador en este valle, por lo menos tenemos la propia satisfacción cuando el deber es cumplido y aunque no hayan aplausos ni felicitaciones siempre es bueno saber que se contribuye al país por intermedio de nuestro trabajo.

Tuvo el gobierno que reunir a especialistas para estudiar una reforma tributaria que a los netos profesionales nos va a costar si no tiempo, si dinero en tratar de descifrar la intención de un gobierno que miente con descaro, que en campaña prometió no poner más impuestos y a las postre nos salió con cuatro nuevos tributos o “contribuciones” como lo dicen elegantemente ellos.

Queda en el limbo nuestros requerimientos que es una normativa para el manejo de las tarifas mínimas que debe cobrar el Contador Público por su trabajo, así como también que las Facultades y entes vigilantes de la especialidad se preocupen más por el factor humano y no por la legislación y que levanten su voz de protesta cuando la Ley trate de sobrepasar el factor humano, que como ningún profesional no somos máquinas, ni nos han domesticado en artes rutinarias para estar supliendo la debilidad con que sus sistemas no logran su intención, ni cometido.

Yo no tengo la solución, como lo decía un irónico mensaje “solo tengo Internet” y eso lo uso para por lo menos decir algo ya que a nadie se le ha ocurrido (aunque si lo ha sentido), ya se hace necesario oír una voz que traiga aliento al trabajo de miles de profesionales que están afanados por corresponder con los informes y que quizá no tengan tiempo para leer esto.

A los Contadores Públicos de Colombia !!

Así como los Contadores Públicos no sabemos cuanto vale nuestro trabajo, por la ineficacia de los entes que se quedan mudos ante la realidad, nos sentimos estafados cuando pululan los infames comerciantes que a toda treta tratan de vender la información que debería ser gratuita, y si no es eso es las herramientas a precio de oro, aprovechando la debilidad del sistema, del pobre Contador Público que debe por cada reforma tributaria sacar un millón prestado para ponerse al día y reconocer con una burlona sonrisa de que siendo un Profesional en el área de las finanzas, las propias no anden muy bien ni administradas ni llevadas y esto le condena a seguir vislumbrando otras posibilidades de trabajo, que al fin de cuentas solo son en cierta manera otra forma de feriar su trabajo al mejor postor.

Un Certificado de Ingresos se consigue a precio de huevo y una firma de Estados Financieros a dos por uno, ¿o es al revés?. Seguimos dando fe de actos y la fe nos es esquiva, si apenas sacamos tiempo para dedicarlo a  nuestras familias y justificamos nuestro mal genio con razones pueriles como que nos duele la cabeza o el alma.

Y hoy cuando a la DIAN se le dio por lanzar al aire sus cuatro nuevos validadores y modificar los reportes y ampliar el plazo (como si fuese un regalo), esto ya parece un juego para ellos y no es risible ni digno para con los Profesionales. Así como tampoco es el silencio de los entes que representan a esta Profesión, ni lo es de parte de las facultades de las universidades quienes siguen pintando pajaritos en el aire a los futuros profesionales en las aulas.

Menos es justo el salario mínimo o el contrato de prestación de servicios o salario integral con renuncia a todo derecho y  nada dice de la clausula de acoso laboral, ni de cambio de términos o reglas.

Continuará…

 

 

A los Contadores Públicos de Colombia !

Una ola recorre el mundo, el cambio es inminente…

Contadores Públicos de Colombia uníos…

Por Alejandro Hernández

Mi palabra va para los que sirven desde un cubículo, aquellos profesionales que permanecen ocultos entre números y menos palabras y letras y que la Ley sindica de sus auxiliares y colaboradores siendo la misma Ley la que los esclaviza. Mi palabra va para los estamentos colegiados y facultades que les enseñan a ser sumisos y por tanto dominados por una escala de juicios sin sentido, son máquinas de cuatro operaciones y dos situaciones: o pérdida o ganancia. Temerosos de la sanción mínima y solo exaltados en las noticias cuando sirven a algún mafioso o son víctimas de un engaño o de todas maneras le salen debiendo a la Ley.

Son los Contadores Públicos seres que a la vista de Hollywood están enfermos de ansiedad y estrés, así los ilustra películas como “Se busca” con el ángel de Angelina Jolie y “El lobo de Wall Street” con la astucia del recién premiado Dicaprio. Pero yo me digo padecen males físicos que ni disciplinas como la terapia ocupacional descifran.

Pero he querido hablar de males peores que aquejan a estos profesionales, como es la salvaje potestad con que las entidades de Control como la Dirección de Aduanas e Impuestos Nacionales DIAN,  cambia las normas y la forma descarada como se atreven a variar sus plazos y deliberadamente proponen desde sus escritorios cambios que pesan en la dedicación de los Profesionales de la contaduría Pública. Y sin el reconocimiento de horas extras, ni la de pagos extraordinarios, los señalados deben bajar la cabeza y obedecer los apáticos requerimientos so pena de incurrir en sanciones. Y señores le pregunto si sancionan a una organización ¿sobre quién creen va a recaer la sanción? o al menos la sindicación de ser el culpable. Es correcto. El Contador Público.

Pero hay algo más preocupante y es el silencio de las Facultades de las universidades y ni el concurso de entidades como la misma Junta Central de Contadores Públicos, sin mencionar el  tal Colegio de Contadores Públicos, entes que deberían dejar de velar y mejor actuar para que la Profesión se respete y para que el Profesional Contador Público se dignifique y pueda replicar sino demandar las acciones violentas que en forma de resolución, decreto, norma o Ley se promulgan en forma tardía e improvisada.

Continúa…