Hogares Sustitutos

El Charlie

Yo me vi naufrago después de la muerte de mamá, pensé mil veces en morir, pero no ha sido mi fuerte eso de ir más allá del suelo… Siendo mayor de edad y con pelos debajo de las narices me distraje buscando una mujer que pudiera reemplazar a mamá… nada! Y entonces me quede en un refugio en donde por unas monedas te daban la libertad de dormir bajo techo y te ofrecían de desayuno un vaso de agua. Llegaba ebrio de odio o de alcohol muy de madrugada y la novicia que atendía el hogar siempre me recriminaba por la hora y lanzaba el sermón más soez y descabellado para luego abrirme la puerta y permitirme dormir… Lo que yo no sabía es que en el fondo yo estaba enamorándome de aquella novicia y que ya era adicto a su sermón, así que en una noche de aquellas no la soporte más y la quise callar con un beso que ella evadió para terminar solo siendo un abrazo el casi da cuenta de los dos rodando por el piso… de aquella vez nunca volví a ese refugio y supe luego que la novicia había renunciado a su votos y hasta hoy me corroe la esperanza de que por allí ande buscándome para que sea su galán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s