Los que te vienen a matar te saludan

El Persa

En hora buena dicen como si fuera todo felicidad y confeti.

Corrimos con suerte sin agotar las 7 vidas del felino, las balas nos asustaban por resonar cerca de nuestros tímpanos, pero como alguien decía si escuchas  el sonido de la detonación es que sigues vivo porque la luz es más rápida que el sonido o mejor la bala es más rápida que el pensamiento. Y el César nos enseño a ir cobijados por la sombra de los postes y esquinas, por la senda del andén por donde haya posibilidad siquiera de pegar el brinco o arrancar a correr, lo peor que se podría hacer era tirarse al piso y esperar al ejecutor que te remate  a bala o te pase la moto por encima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s