Son tan ricos que solo tienen plata

El Persa

Con la plata puedes comprar un yate o una mujer, aunque el yate se te pueda hundir y la mujer también.

El viejo prefirió quemar el dinero en el patio a donarlo a la caridad, la guardia dijo que no pudo detener el fuego y se quemó también la casa. Creyó el viejo que eso se lo llevaría para el cielo o mejor el infierno donde seguro fue a parar por avaro. Luego bien luego apareció la viuda que le traiciono con otro señor a reclamar su parte y nada halló salvo los papelitos chamuscados, y los muros calientes, luego llego la hija viciosa ella a ver su parte y nada, ambas madre e hija lloraban la desgracia de haberse topado con un viejo tan tacaño y la gente a las pobres les daba sino pañuelos alguna que otra moneda, yo a la hija le hice un guiño y a parte le dí mi porro de mariguana y le dí mi tarjeta de gígolo por si el hambre sexual apremía.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s