Que se alcen las faldas

El Persa

Con esa mano de géneros ya no se sabe al fin quién es quién.

La fantástica amazona se sienta de lado en el banco alto de madera, su fragancia se filtra por doquier, César dice que va a comprobar que es un hombre vestido de mujer, pero el muy torpe va viendo si debajo de la papado e incluso en las axilas hay algún pelo ¡nada!, y es la ocasión de Charlie quien se asoma a la barra y pide un trago mientra se hace el que se le cae algo y trata de ver por el corte del vestido ¡tampoco!, en esto llega Aleja y entra en el concurso y simplemente va conversa con la bella amazona y luego de un rato vuelve con la razón de que sí que es un hombre. César queda indignado y pregunta sobre cómo le hizo para saber, “Le pedí una cita” dice sin más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s